Tesoros ocultos

PASTICHO BY MORANDI


Hay sabores y olores que nos hacen viajar en el tiempo. Un simple bocado puede llevarnos a revivir nuestra niñez o a recordar a una persona muy querida. Esta es la magia de los pastichos de Morandi, una tradición de más de 30 años que se mantiene viva y se reinventa gracias a los hermanos Gomes y Roberto Morandi. Un tesoro oculto por décadas en el Paraíso y que ahora llegó a Chacao. 


Pasticho by Morandi

Una historia tan caraqueña

La propuesta gastronómica venezolana es una historia de migración y mestizaje que dio como resultado fusiones maravillosas. Pasta Morandi es un claro ejemplo de cómo famosos platos internacionales se adaptaron a la cocina venezolana dando paso a variaciones que no pueden faltar en nuestras mesas. 

Este Tesoro Oculto fue fundado en 1981 por Remo y Lelia Morandi, quienes llegaron a Venezuela en 1949 provenientes del norte de Italia. Pasta Morandi inició como un pequeño local de sólo seis mesas y un menú compuesto por ricas pastas, salsas, pasticho y ensaladas, y con el tiempo se convirtió en una referencia en el oeste de Caracas. 

En los primeros años se sumó José Gomes como mesonero. “Mi hermano se ganó el afecto de los Morandi y se hizo imprescindible en el restaurante. Estudió cocina en Italia en varias oportunidades hasta convertirse en chef, ya hasta habla Italiano y cuando la gente le pregunta de dónde es, él bromea diciendo que: ‘Io sono dall'isola di Madeira’”, nos cuenta Joao Gomes, hermano de José, socio de Morandi y trabajador activo del restaurante. Ambos hermanos provienen de familia portuguesa, pero son las caras frente a este proyecto, junto a Roberto Morandi, hijo de los Morandi. 

Pasticho by Morandi

Sabor a casa

“Pasta Morandi tiene muchos años en el Paraíso. Mucha gente creció comiendo allí y recuerda con mucho cariño nuestros sabores. Nos hemos encontrado con gente que se ha llevado nuestra salsa bolognesa congelada a otros países porque quieren sentir aunque sea por cinco minutos esos sabores que les recuerdan a su casa, su Caracas”. 

Pero no se equivoquen, puede que Pasta Morandi les parezca un restaurante italiano, pero Joao lo describe como un lugar para comer bien venezolano. “Este es un restaurante criollo. Nosotros hacemos pasticho, no lasagna, y el pasticho es caraqueño”. Cosa que es totalmente cierta, y nada más venezolano que acompañarlo con una Coca Cola o un rico papelón helado. “El señor Remo era de Rimini, norte de Italia, y su receta está muy emparentada con los quesos y las cremas. Así es nuestro pasticho, cremoso, muy líquido, casi una sopa, pero eso sí, no tiene tantas calorías que no puedas quemar después”, nos dice Joao de manera jocosa. 

A Pastas Morandi va todo el mundo. “Llega gente de todo el interior del país porque ya están acostumbrados a nuestro sabor. Llega gente incluso con las maletas aún envueltas, directo a comer y recordar su infancia. Son 30 años de historias”

 

Pasticho by Morandi

Pasticho by Morandi

Nos cuenta Joao que un día iba caminando por el CCCT y al ver la cola de comensales en Don Goyo, le vino una idea que cambiaría la propuesta de este tradicional negocio. “En ese momento pensé que si un sólo producto de una panadería que ofrecía infinitas cosas, podía mantener una clientela tan fiel, entonces nosotros podíamos replicar algo similar con nuestro pasticho”. Este podría considerarse el plato insigne de Pastas Morandi. “En ese momento teníamos en mente llevar nuestros sabores al este de la ciudad, pero replicar un negocio de esta magnitud es complicado y más en este momento. Decidimos entonces hacer esta especie de Foodtruck sin ruedas con menú único”. 

Lo que al principio era un concepto para llevar, se transformó en un pequeño restaurante. La gente quería degustar su pasticho en el lugar y la acera de Chacao invitaba de manera insistente. “Lo tomamos como prueba piloto y resultó. Estamos frente al San Ignacio, entonces es un buen lugar para disponer de una especie de mini terraza”. 

Pasticho by Morandi


La decoración es obra de Joao y su hija. “Estoy construyendo mi casa y decidimos hacerlo todo con las manos. Traje mi material, mis obreros e invité a mi hija porque le gusta la decoración. La idea es que la gente se sienta en la cocina de cualquier casa. El baño no dice baño porque en ninguna casa el baño te anuncia que lo es. Pasticho by Morandi es el hijo rebelde y cosmopolita de Pastas Morandi. Incluso el logo, teníamos tres personas trabajando en ello, y al final fui yo, frente a la computadora, quién dio con lo que queríamos”. 

Los Gomes se declaran amantes de su pasticho. “Sino fuese así, sino nos encantara, no lo venderíamos”. 

A sólo siete meses de haber iniciado este proyecto, los Gomes y Roberto Morandi se preparan para reproducir este concepto en España. “No ha sido fácil especialmente la parte del sabor. El queso de aquí tiene su sabor, la carne tiene su sabor. Así tengas todos los ingredientes, no es lo mismo, pero estamos trabajando y combinando hasta lograrlo”. 

Pasticho by Morandi


En Pasticho by Morandi pueden pedir ensaladas y postres que también tiene su fama. “El quesillo otro de los favoritos. No es porque sea nuestro, pero es buenísimo”. 

Jose Gomes es el chef detrás de Pasta Morandi, aunque está actualmente viviendo en Europa. “Los sabores siguen siendo los mismos, claro con las variaciones que realizó mi hermano adaptando las recetas en el tiempo. Todos los productos son elaborados en la casa matriz, entonces puedes estar seguro que el pasticho sabe exactamente igual en cualquiera de los dos locales”. 

Algo que nos encantó de Pastichos by Morandi es la calidad de su personal y lo fácil que es sentirse a gusto. No sólo el sabor te atrapa, sino que la calidez de la gente que no tiene comparación. Joao es uno de los trabajadores del lugar y presta atención especial a los detalles para que todo salga perfecto, y eso se siente. 

Gracias a Pastichos by Morandi por su atención. Puraguapura recomienda este tesoro que, estamos seguras, no permanecerá oculto por mucho tiempo. ¡A Mangiare!

Pasticho by Morandi


Ubícalos tú mismo

@pastichobymorandi