Más razones para consumir...

Manzanilla

 

… milenaria planta medicinal

  


La manzanilla o camomila es una planta herbácea de intenso aroma que puede alcanzar a medir hasta 60 cm de altura. Aunque proviene del norte de África y Asia, actualmente se cultiva en casi todo el mundo y es una de las plantas más consumidas en forma de infusión.

Manzanilla


Es una de las hierbas medicinales más antiguas de las que hay conocimiento. Tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas que ayudan a expulsar los gases y  calmar el dolor estomacal. La manzanilla es especialmente indicada en casos de gastritis, úlceras, divertículos y mala digestión. Además, estimula la secreción de bilis y protege el hígado.

Esta planta puede ser una aliada en situaciones de mucho estrés. Gracias a sus propiedades sedantes, calma el sistema nervioso reduciendo la ansiedad y ayuda a combatir el insomnio.

Consumir a diario esta hierba ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre, mejorando los síntomas de la enfermedad de la diabetes.

Si eres de las mujeres que sufre constantes dolores menstruales, la manzanilla es una excelente aliada. Tómala en infusión durante la tercera semana del ciclo menstrual y mantén a raya los incómodos calambres.

También puedes usar esta infusión para tratar heridas e impurezas de la piel. La manzanilla tiene compuestos fenólicos y taninos, que ayudan a retardar el envejecimiento celular y promueve la producción de colágeno, indispensable para la cicatrización de la piel, protegiendo las células de daños externos evitando que la piel se pueda infectar o dañar con procesos inflamatorios.

Preparar una infusión de manzanilla es muy sencillo y se puede hacer básicamente de dos maneras: con flores secas de la planta o mediante bolsitas ya preparadas que se venden en herboristerías o supermercados.

Si quieres optar por la preparación mediante las flores, todo lo que hay que hacer es hervir un vaso de agua y colocar unas dos cucharaditas de flores de manzanilla. Debes cubrirlas y dejar reposar por unos 10 minutos. Luego se puede usar un colador para remover las flores.

Por otro lado, puedes añadir otras plantas con propiedades medicinales a la infusión. La menta o el hinojo son dos hierbas que tradicionalmente se preparan con la manzanilla para potenciar sus beneficios.

 

Manzanilla