Gelato mio

Punto di fussione


Si algo enriqueció la cultura venezolana en las últimas décadas fue la afluencia de inmigrantes de todas partes del mundo. Gracias a esto, Venezuela se convirtió en un país donde muchas nacionalidades confluyen, lo que se refleja perfectamente en las propuestas gastronómicas. Ahora, imagina con este clima tropical, comer el más delicioso helado siciliano, elaborado de manera tradicional con los más ricos ingredientes y de la mano de un italiano que hizo de Venezuela su hogar. Pues todo esto es posible en Gelato Mio

Gelato Mio


De Milán a Caracas

Su dueño, el señor Alberto Rizzitelli, nació en Milán y como muchos italianos, emigró a Venezuela en décadas pasadas. “Por cosas de la vida, el hermano de una empleada que trabajaba en la compañía de mi familia nos mostró una foto de Venezuela, nos gustó y nos vinimos. No conocíamos nada, lo único que sabíamos de Venezuela estaba en un artículo de revista turística que teníamos. Recuerdo que llegamos a las 4:30 de la mañana a Plaza Caracas. Pasamos un mes entero en Margarita donde conocí a quien luego sería esposa. Ella vino de traductora de una amiga que estaba enamorada de un amigo mío. Regresé a Venezuela un año más tarde, hasta que me vine definitivamente en el año 89”. 

Gelato Mio

Pero el tiempo pasaría antes de que Alberto decidiera iniciarse en el mundo de los helados. “Monté una pequeña empresa que vendía portaretratos, no me fue mal. Luego pensé que no había un buen lugar para comer helados, pero tuve que regresar a Italia por problemas de salud de mi papá. Mi esposa se vino por un tiempo a Venezuela y empezó un negocio de yogures caseros, vendía unos 60 litros diarios. Ella quería hacer helado y me pidió que le averiguara. Empecé averiguar y todos me decían que era fácil que en 15 días tendría lista una heladería, pero ese helado era artificial, también veía complicado el tema de las importaciones, entonces decidí que quería hacer helados sin depender de esos productos”. 

Alberto estudió hasta convertirse en heladero profesional en Milán donde aprendió sobre el principal ingrediente de este exquisito postre, la pasión. “Todos mis compañeros salieron a montar sus propias heladerías, todas muy reconocidas y de la más alta calidad. A todos nos apasionó el helado”. 

Gelato Mio


Helado 100% artesanal

Los Helados de Gelato Mío no contienen ningún tipo de aditivos, es un helado 100% artesanal, hecho de la manera tradicional, es un arte. “La selección de los ingredientes es una de las cosas más importantes. Trabajamos con los frutos que encontramos y no dependemos de químicos externos para ofrecer nuestro producto” 

En la Trinidad, exactamente en la urbanización Sorocaima en la calle San Pedro 144, se encuentra la heladería Gelato Mio, un agradable lugar que amarás frecuentar por la calidad y sabores disponibles. “Hay 28 sabores disponibles, pero tenemos más de 400 recetas, todas propias. Cuando empecé pensé: Por qué la gente no hacía helados de lechosa? y me di cuenta de que la gente no lo come. Al inicio teníamos 14 helados de fruta, ahora ofrecemos menos de estos, pero mantenemos los tradicionales: fresa, níspero, guanábana. Un buen heladero no hace mil sabores, sino mostrar una buena cremosidad, saber manejar temperaturas y la dulzura de su producto”. 

Gelato Mio
Gelato Mio

Hay helados que se hacen por temporada. En navidad, uno de los sabores más solicitados es  el de turrón y el de ponche crema. Mientras que en Halloween, está disponible uno exquisito de auyama y amaretto. También tienen disponible otros deliciosos sabores como Blanca pasión: una combinación de chocolate blanco, parchita y limón. 

Gelato Mio abrió sus puertas el 02 de febrero del 2007 y ha cautivado el paladar de cientos de caraqueños. Abre de martes a domingo de 11:30 de la mañana a 07:30 de la noche. Cuenta con estacionamiento y una terraza para aquellas personas que prefieran compartir al aire libre. 

Así que agrega en tu lista de pendientes a Gelato Mio. Prometemos no te arrepentirás, eso sí, pero no podemos prometer que no quieras repetir. 


Grazie mille Alberto. 


Gelato Mio


Ubícalos tú mismo

@gelatomiove