El cepillado corporal

… estimula la regeneración celular

 

El cepillado en seco es una técnica muy sencilla que consiste en realizar un barrido suave en sentido ascendente por todo el cuerpo estimulando la dermis, los órganos y la circulación

 

Comenzando desde los pies, los movimientos largos y repetitivos serán la clave para la estimulación de la circulación y el sistema linfático, transportando nutrientes a la piel y favoreciendo la eliminación de toxinas.

La piel es un sistema complejo, formado por nervios, glándulas y capas de células. Cuando esta sana, sirve como amortiguador que protege el cuerpo de químicos y temperaturas extremas. También produce sustancias antibacterianas para resguardar el cuerpo de posibles infecciones. Si tu piel, esta llena de toxinas o células muertas, no será capaz de eliminar eficientemente los desechos que la invaden. Aquí es donde el cepillado en seco puede ser muy valioso, no solo para eliminar las células muertas, sino también para activar la eliminación de los residuos a través de los ganglios linfáticos. Revisemos algunos de sus beneficios:  

 

1. Estimula el Sistema Linfático

Cientos de miles de túbulos linfáticos recogen residuos de sus tejidos y los transportan a la sangre para eliminarlos, este proceso se conoce como drenaje linfático. Cuando ocurre una congestión linfática, se acumulan residuos y toxinas que causan inflamación y enfermedades.

 

2. Exfoliación

El cepillado en seco elimina piel muerta, mejora su apariencia, limpia los poros obstruidos y permite que su piel respire.

El cepillado corporal

 

3. Aumenta la circulación de la piel

Impulsa la eliminación de desechos metabólicos.

 

4. Reduce la celulitis

Ayuda a suavizar y destruir los depósitos de grasa que se encuentran debajo de la piel de manera uniforme, disminuyendo así la apariencia de la celulitis.

 

5. Alivio del estrés

El acto del cepillado en seco se ha descrito como un acto meditativo, sobre todo si se hace en un espacio tranquilo. Ayuda a reducir la tensión muscular, calmar la mente y aliviar el estrés.

 

6. Mejora la digestión y la función renal

Es importante que tomes esta práctica como un momento para ti. Serán unos 15 o 20 minutos dedicados a mimar tu cuerpo. Sólo necesitas un cepillo de cerdas suaves y naturales.

El cepillado corporal

 

Para realizarlo

Toma el cepillo totalmente seco y empieza a cepillar suavemente la piel, haciendo movimientos de barrido largo. Comienza por los pies y haz por lo menos ocho repeticiones de cada movimiento.  

Comienza a subir por la tibia y la parte posterior de las pantorrillas, hacia la zona posterior de la rodilla. Allí realiza el barrido circular incluyendo las rodillas.

Sigue subiendo por los cuádriceps, cara externa e interna hacia la ingle. Barre la parte posterior de la pierna hacia los glúteos y anexa movimientos circulares debajo de las nalgas para estimular esa zona que está en constante fricción.

Cepilla desde tu ombligo hasta la parte inferior del abdomen y luego desde el ombligo hacia el corazón en círculos de derecha a izquierda. A continuación, cepilla desde los dedos de las manos hacia la palma y su dorso. Sigue por el antebrazo, siempre por ambas caras, deteniéndote en los codos con barrido circulares.

Ahora un poco más arriba, barre detrás de las orejas hacia las clavículas y los hombros. Por ultimo, hazlo detrás del cuello y espalda en sentido de abanico hacia fuera.

Puedes cepillar el rostro, pero asegúrate de hacerlo con un cepillo más suave, partiendo desde la línea media hacia fuera.

Inténtalo poco a poco hasta que te conviertas en una profesional. No te desesperes si a la primera no lo haces de manera correcta y dale a tu cuerpo un merecido respiro.

El cepillado corporal