Tesoros Ocultos

SALVATORE GIARRATANA


Lugares inesperados, talentos no tan obvios y personajes fuera de serie los nuestros tesoros que se esconden en la pequeña Venecia.

 

Mientras trabajamos en los diferentes proyectos que tenemos la suerte de desarrollar para Puraguapura, no paramos de descubrir maravillas dignas de ser reconocidas. Esto fue precisamente lo que nos pasó cuando fuimos a entrevistar a nuestra querida Margarita Valldeperas, que no sólo nos sorprendió su talento y su personalidad, sino que también descubrimos que es protagonista de una linda historia de amor junto a un pintoresco personaje, Salvatore Giarratana.

 

Un amor de adolescentes

Toto, como le dicen sus amigos, nació en Sicilia, Italia, pero en 1956, emigró a Venezuela junto a su familia. Con su padre aprendió el oficio de electricista automotriz. A temprana edad, contrajo matrimonio con Margarita Valldeperas, quien desde ese día se convirtió en su eterna compañera. Toto y Marga son aventureros natos, les gusta viajar por Venezuela, las playas y la Gran Sabana son sus lugares de preferencia. “No nos aburrimos cuando estamos juntos. Ahorita estoy feliz porque se autojubiló y lo veo más seguido”, nos cuenta Margarita.

Marga describe a Toto como: Abuelo entregado, fanático de los deportes y un MacGyver tropical. “Le gusta el esquí acuático, el velerismo, la bicicleta montañera y ha participado en muchísimas carreras donde ganó numerosos trofeos y medallas. Asiduo escalador del Ávila con lo que mantiene su espíritu activo y un cuerpo envidiable, reforzando así su mantra ‘ánima sana en cuerpo sana’. Siempre está dispuesto a solucionar y reparar cualquier situación o cosa”. Ese es Salvatore.

Salvatore Giarratana


El reto de mantenerse activo

Actualmente, Toto se encuentra retirado y a pesar de ya haber pasado los 60 años, no se detiene y busca mantenerse activo. Luego de una larga estadía en Sicilia, Toto empezó a desarrollar manualidades para desestresarse y aprovechar el tiempo. “Siempre me han encantado las pulseras, vi unas monedas y pensé en hacerme unas para mi. Claro, no utilicé euros porque eso era muy caro, pero tenía unos bolívares y decidí usarlos. Investigué en Youtube, hasta fabriqué una maquinita para poner hacer el tejido”, nos explica Toto.


Salvatore Giarratana


Utilizando materiales desechables y monedas de diversos países, Toto teje con cuerda de paracaídas sus creaciones, algunas con curiosos adornos que vienen en diferentes colores. “No las hice pensando en venderlas, de hecho se las regalo a mis amigos y familia, es muy satisfactorio ver que alguien usa algo que tu hiciste, con eso gano muchísimo”.

Salvatore.jpg


Animado por su familia y amigos, Toto ofrece su arte. “Para mi sería una satisfacción venderlas, pero más que una satisfacción monetaria, es una satisfacción de tipo personal, que bueno que a alguien le guste”.

También hace collares y zarcillos, todos muy originales. Ahora de la mano de su Marga, Toto se encuentra en una nueva etapa donde la curiosidad y la creatividad son protagonistas, demostrando así que no hay límites para iniciar nuevos proyectos, y como dice Marga: “Ahora juntos vemos crecer las cañas como nos prometimos, avanzando hacia un futuro”.

Gracias Toto por regalarnos tu tiempo y tu arte, todo un tesoro que no esperábamos encontrar.

Salvatore Giarratana


Ubícalos tú mismo

@giarratanatoto