Tesoros Ocultos

BIBLIOTECA SIMÓN RODRÍGUEZ


Una edificación imponente aguarda en el centro de Caracas. Su exterior y su interior son una obra de arte, que acompañados de sus vitrales y cuatro pisos llenos de elementos decorativos de la época, son un tesoro que vale la pena descubrir. No en vano fue considerado el inicio de la modernización de Venezuela.


Detrás de una frondosa vegetación, ubicada a una cuadra de la emblemática plaza Bolívar, exactamente donde se localizaba la mansión del primer Conde de San Javier, se encuentra la Biblioteca Pública Simón Rodríguez.

Fue en el año 1934 cuando se decretó su construcción. Originalmente sería destinado al Ministerio de Salubridad, Agricultura y Cría, pero en el año 1936 se decide que sería la sede del Ministerio de Educación.

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

Guillermo Salas fue el encargado de darle vida a este enigmático edificio considerado como el inicio de la modernización del país. Su fachada al estilo Art Decó, puede pasar desapercibido por los que visitan el casco histórico de nuestra capital.

En la década de 1970 se destina como biblioteca pública y en 1980 fue declarado Monumento Histórico Nacional. Actualmente alberga más de mil obras relacionadas con la historia, la literatura, la ensayística, así como distintas obras en narrativa universal y venezolana, poesía y teatro tanto nacional como universal. Su servicio es gratuito y está abierto al público general de martes a sábado de 9:00 am a 4:30 pm.

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

Adentrarse en el arte y la influencia masónica

Para su construcción, el arquitecto pidió cosas muy específicas. El granito utilizado proviene del Ávila, además se empleó mármol de carrara, conocido como uno de los mármoles más apreciados por su blancura, de muy pocas vetas y grano fino, mientras que las puertas son de caoba de Cataluña.

Al entrar al recinto podrán observar dos relieves tallados en piedra que representan la educación antes y después de los españoles.

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

El arquitecto Guillermo Salas era Masón, a eso se debe la existencia de tantos símbolos masónicos en todo el diseño. El vitral, uno de sus principales atractivos, es obra de su sobrino Eduardo Borges Salas y representa el conocimiento, la curiosidad y la investigación. De noche, al cambiar la luz, el hall cambia completamente y da la sensación de estar en un magnífico teatro.

 

Biblioteca Simón Bolívar
Biblioteca Simón Rodríguez

 

Ubicados en el vestíbulo, cuatro bustos realizados en mármol gris de José María Vargas, Simón Rodríguez, Juan Manuel Cajigal y Andrés Bello, reciben a los visitantes del histórico y moderno edificio.

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

Pocos saben que existen escaleras secretas que obligatoriamente tenían que llevar alfombra y así no levantar sospechas cuando alguien llegara por sorpresa. También se colocaron una serie de puertas especiales para espiar a los trabajadores, mientras que el balcón principal se empleaba para ver quienes entraban y salían del lugar.  

Este edificio todo cubierto de mármol blanco, probablemente fue el primero en Caracas con ascensor y sistema de aire acondicionado central, así lo detallan los archivos sobre su construcción disponibles en la biblioteca. También fue el primer edificio antisísmico y más alto de la época.

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

Un lugar lleno de leyendas

Como todo edificio venezolano, la biblioteca está llena de leyendas.  Antes de que los libros llenaran el lugar, allí se encontraba la mansión del Conde de San Javier.

Se dice que durante la construcción de la casa en 1736, quedó atrapado un niño bajo los cimientos y que el Conde se negó a rescatarlo. La madre del pequeño lanzó una maldición sobre la casa, condenándola a durar sólo 200 años y que el Conde nunca sería feliz viviendo en ella. 

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

Para diciembre de ese año, se inaugura la casa, pero lamentablemente dos años después muere la Condesa. El Conde en su desespero se encierra en la casa, pintando todo de negro para morir dos años después. El hijo de la pareja jamás quiso hacer nada con la casa y 200 años después, cumpliendo la profecía, la casa fue demolida para dar paso a la actual y mucho más moderna edificación. Varias personas aseguran haber visto el espíritu del Conde y el niño vagando en el recinto.

 

Biblioteca Simón Rodríguez

 

La biblioteca Simón Rodríguez es un tesoro oculto cargado de arte. Un espacio majestuoso lleno de conocimientos, historia y leyendas propias de nuestra idiosincrasia. Puraguapura tuvo el placer de disfrutar una tarde junto a personajes pintorescos que no dudan en compartir cuentos y mostrar el lugar con una grata sonrisa. Te invitamos a caminar un poco más despacio y escuchar lo que cuentan los edificios de nuestro país.