¡Divino café, maravilloso exfoliante!

El café es la segunda bebida natural más consumida a nivel mundial. Comúnmente es conocida por sus efectos estimulantes y fuerte aroma. Esta afrodisíaca bebida, además de ayudarnos a despejarnos gracias a la cafeína, tiene propiedades vasoconstrictoras que nos permiten reducir los dolores de cabeza, combatir la inflamación y la sobrecarga muscular. 


Lo que muchos no saben es que el café también puede ayudarnos a mejorar la salud y la apariencia del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel. 

La borra del café es un excelente antioxidante, actúa contra los radicales libres evitando el envejecimiento prematuro de la piel, es también un poderoso activador de la circulación ayudando a dar una apariencia más tersa, brillante y desinflamada de forma inmediata.

Por su parte, la cafeína es bien conocida por su efecto estimulante, pero también es diurética y un excelente aliado en contra de la celulitis ya que ayuda a una fácil ruptura de las celdas de grasa, reactivando la circulación.

Toma tiempo para consentirte y aplica la borra de café sobre todo tu cuerpo en un masaje ascendente y circular, sentirás de manera inmediata una piel suave y renovada. También puedes aplicarlo sobre tu rostro como exfoliante para eliminar impurezas. 

Para el rostro es recomendable mezclarlo con algún aceite, puede ser oliva, coco, almendra o incluso un poco de yogurt natural. Déjalo actuar unos 10-15 minutos antes de retirarlo. Por su propiedad estimulante también puede ayudarte a reducir ojeras o bolsas en los ojos. Moja dos algodones en café frio y colócalos sobre tus ojos, dejándolo actuar por 10 minutos.

Antes de realizar cualquier tratamiento, prepara tu piel con agua tibia para abrir los poros y termina con agua fría para cerrarlos. Recuerda que todo tratamiento requiere de constancia. Aplica una vez por semana y verás cómo tu piel lucirá brillante y tonificada.

 

Dora L. Mutti

@lisettemutti