Las morochas Ocque

Doble Guapura


María Carolina y María Alexandra Ocque son dos hermanas muy conocidas por su talento en la producción y sus cualidades en la cocina.  Las morochas se describen como buena gente, venezolanas de verdad, y es por estos atributos que la gente las reconoce.


Un fuerte vínculo une a este par de talentosas mujeres que se definen así como caraqueñas de pura cepa. Las morochas, así las conocen sus amigos y quienes tiene el placer de trabajar con ellas. “Carolina es la mayor por 10 minutos, eso se nota, ella es mandona”, dice María Alexandra mientras hace una mofa hacia su hermana.

María Alexandra es chef especialista en comida amazónica y productora audiovisual. “Tengo más de 15 años trabajando con la comunidad yekuana en el Amazonas. Me dedico a rescatar sus mitos y costumbres a través de su cocina”.

 

Morochas Ocque

 

Ambas estudiaron Artes en la Universidad Central de Venezuela. “Nuestra tesis fue sobre la alimentación indígena. Para ese momento, nuestra tesis no era aceptada porque no tenía que ver con arte, sino era más antropológica. Hicimos una investigación sobre la gastronomía como fenómeno que define una cultura. Ahorita en el 2018, estoy haciendo un diplomado de gastronomía en Venezuela. La gastronomía y la cultura están muy unidas, claro en esa época que hicimos la tesis no se veía muy bien”, explica María Carolina.

A pesar de haber iniciado ese camino juntas, María Alexandra se quedó en la parte gastronómica y María Carolina se dedicó a la en la producción audiovisual. “Cuando hicimos la pasantía en la universidad, empezamos a trabajar en la dirección de cultura y hacíamos eventos. Empecé a hacer filmaciones para publicidad y cortometrajes, me quedé en ese ramo”, agrega María Carolina a lo que María Alexandra rápidamente replica.  “Yo trabajo con mi hermana la parte audiovisual, soy su asistente número uno”.

Muchos se preguntan qué se siente tener una morocha, María Alexandra tiene una respuesta muy contundente sobre el asunto. “Es chévere y es una ladilla. Hay mucha complicidad y siempre nos echamos la mano, pero siempre hay una controladera de ambos lados. Somos cómplices forever, pero es como un marido que no es tu marido”, dice rápidamente entre risas.

 

Morochas Ocque

 

“Somos cuatro hermanos y claro la complicidad que tenemos nosotras es imposible de tener con los otros hermanos”, dice María Carolina. “Siempre estamos juntas. Yo no sé lo que es vivir sin ella. Hasta somos roomates”.

Se dice que los morochos comparten una conexión especial y este par no es la excepción. “Una vez, a mi me operaron del apéndice. María Carolina estaba en la Guaira y le dió un dolor horrible que la tuvieron que hospitalizar”, explica María Alexandra.  

 

Un vínculo muy especial

“Maria Alexandra es intensa, es una tipa sensible, increíble, amorosa, con valores. Todo el mundo quisiera tener una hermana como ella y yo estoy feliz de tenerla”, dice María Carolina al pedirle que describa a su hermana.

“Maria Carolina es super meticulosa, neurótica, un poco desordenada, pero una mujer extraordinaria, todo terreno y super echada pa lante, la admiro burda”, agrega María Alexandra, mientras María Carolina la observa con una mirada de profundo.

 

Morochas Ocque

 

Estas hermanas tiene un estilo personal muy diferente. “Desde niñas mi mamá nos vestía iguales. María Carolina y yo no revelamos, nos poníamos la ropa que quisiéramos. Claro, en el colegio nos separaban, pero Carolina siempre me iba a buscar a mi salón porque yo me gradué antes que ella”.

 

Morochas Ocque

 

Caracas en moto

Este alocado par recorre las calles de Caracas en moto y les encanta hacerlo. “Esta ciudad en moto es muy divertida, hemos salvado personas de robos, las hemos rescatado del río Guaire y la hemos llevado a Salud Chacao. Carolina salvó un perro que recibió un disparo porque lo pudo llevar a tiempo a recibir asistencia”, dice María Alexandra. 

“Saludamos a todo el mundo. La ciudad en moto es más humanizada. Sientes más, disfrutas más de los colores y la luz de este país que es única”, agrega María Carolina.   

 

Morochas Ocque

 

El secreto, es la pasión

Para María Carolina un productor para ser reconocido debe ser responsable, este es el truco para perdurar en el tiempo. “En este tipo de trabajo hay un producto final, tu palabra es lo que vale. Si usted es responsable y serio, tienes credibilidad en todas las instituciones en la que te presentes, en las locaciones, con la gente, se te abren las puertas”.

Mientras para María Alexandra, la pasión se encuentra en la cocina. “Lo que más me gusta de la cocina es dar orgasmos gustativos”.

 

Puraguapura con las morochas Ocque

Puraguapura con las morochas Ocque

Mirando a futuro

Estas morochas no se detienen, producen, cocinan, estudian y por lo que parece, esto es sólo el inicio. “La última película que filmamos es de Alejandro Bellame, se llama Blue Labels, se encuentra en etapas finales y estamos muy emocionadas por ello”, dice María Carolina.

Actualmente se encuentran también realizando eventos, el más reciente fue para la marca venezolana Melao y tuvo como locación El Cerrito. “Estamos ávidas de trabajo. Somos echadas pa’ lante y lo que venga, vendrá”.

 

Morochas Ocque

 

Por su parte, María Alexandra acaba de terminar su recetario del diplomado y pronto estará disponible en redes. “Será un recetario súper guapísimo”, dice de manera jocosa.

“Tenemos dos meses cocinando para niños en situación de vulnerabilidad en una comunidad en Petare. Luego estaremos cocinando también en el hospital Julio Criollo Rivas del Cementerio. Hay 50 camas y 50 niños en situación de pobreza extrema y el hospital no puede proveerles los alimentos. Aportamos un granito de arena, alimentando nuestro futuro que son los chamos”.

María Alexandra también apoya activamente a la comunidad yekuana de la que tanto aprendió. “Soy yekuana de corazón. Cuando conseguimos donaciones, las enviamos para la Amazonía que también está pasando momentos muy fuertes”.

“Las fuentes de agua están comprometidas con la minería sin control. Venezuela tiene reservas de agua increíbles y las estamos deteriorando con el mercurio proveniente de la minería”.

Estas son las morochas, unas mujeres trabajadoras, súper alegres y positivas, un par doblemente guapo que no se detiene. Ellas también forman parte de estos personajes pintorescos de esta ajetreada ciudad. Puraguapura las quiere y las admira por su buena actitud ante la vida, su capacidad de trabajo y su infinito compromiso de ayudar al prójimo. ¡Bravo Morochas!

 

Morochas Ocque