Método Pilates: La Respiración

A lo largo de una serie de publicaciones estaremos revisando con detenimiento los principios fundamentales que conforman el método Pilates. En esta oportunidad explicaremos la respiración, proceso vital mediante el cual el cuerpo regula la entrada y salida de aire y que puede facilitar o dificultar cualquier movimiento.


La respiración diafragmática es el primero de los principios vitales del método Pilates. Se usa para incrementar el espacio vertical, transverso y anteroposterior del tórax con la activación de los músculos intercostales, cruzándose transversalmente.  

La conexión entre el diafragma, el transverso abdominal y el piso pélvico proporcionan un apoyo a los órganos vitales, ya que existe sinergia entre estos elementos que permite una conexión de los movimientos y las fuerzas en todo el cuerpo. Es por esto que la respiración diafragmática está asociada con la organización de la pelvis y el tórax.

 

Respiración

 

La respiración es crucial para la salud de la columna vertebral y en el método Pilates ayuda a involucrar los músculos del tronco, incluidos los estabilizadores profundos, como el transverso del abdomen y los oblicuos.

El diafragma, los pulmones, el corazón y la cavidad torácica son órganos cruciales del proceso respiratorio. 

El diafragma tira de la base de los pulmones y sus caras interiores, laterales y posteriores, actuando como un paracaídas que separa y une al mismo tiempo el tórax del abdomen. Sus bordes se insertan en el contorno interno de la caja torácica. Allí es donde ocurre la Limpieza Corporal, que alimenta el torrente sanguíneo con oxígeno y un diafragma activo.

La caja torácica se abre mientras la columna se extiende debido a que cada costilla se inserta en la columna, esto fomenta una mayor longitud y espacio para nuestros discos entre los cuerpos vertebrales. 

Al exhalar, la caja torácica se cierra cuando descienden las costillas y la pared abdominal viene adentro y arriba. La exhalación también es muy poderosa durante los estiramientos.

Revisemos algunos de los beneficios de mantener una respiración completa:

  • Alienta una sólida conexión mente-cuerpo.
  • Fomenta la oxigenación efectiva de nuestra sangre garantizando su purificación.
  • Una inhalación profunda y una exhalación poderosa pueden limpiar el cuerpo, llevando oxígeno por el torrente sanguíneo hasta las células.
  • La respiración es esencial para el movimiento y el equilibrio muscular.
  • La respiración adecuada durante el ejercicio alivia la tensión y ayuda a relajar los músculos que tienden a tensarse durante el ejercicio.
  • Un enfoque en la respiración puede ayudar a maximizar la capacidad del cuerpo para estirarse, liberar tensión y lograr un control corporal óptimo.
  • La respiración profunda y consciente es un puente para alcanzar la relajación mental y emocional ideal para entrar en un estado de meditación.

 

Respiración

 

La respiración diafragmática hace brillar todo nuestro ser transformándonos interiormente, ya que en cada respiración soltamos, nos liberamos y sanamos. La respiración refleja nuestra relación con el mundo y nos garantiza una salud óptima, fluyendo con la vida en contacto con la gracia divina universal elevando nuestra esencia, el Ser supremo que cada uno lleva dentro.

 

Dora L. Mutti

@lisettemutti