Movimiento sano con pilates
Lo ideal es que los músculos obedezcan la voluntad, lo razonable es que la voluntad no esté dominada por los actos reflejos de nuestros músculos.
— Joseph H. Pilates.

Mantener la mente completamente concentrada en los ejercicios mientras los ejecutas es un acto de voluntad y compromiso. Sabemos bien que la paciencia y la perseverancia son herramientas esenciales para alcanzar cualquier meta que valga la pena, y tu salud lo vale. 


El estilo de vida actual nos lleva a pasar muchas horas sentados, frente al computador, la televisión, el celular o manejando. Llevamos una vida sedentaria que termina por deteriorar nuestro cuerpo. Adicional a esto, tenemos la gravedad actuando sobre nuestra columna y articulaciones cada minuto. En consecuencia tenemos una población que progresivamente se va encorvando, sufriendo desbalances en el sistema a causa de los malos hábitos de postura, haciendo que utilicemos más unos músculos que otros.

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico que consiste en fortalecer, estirar y fomentar una conciencia postural para llevar calidad de movimiento a tu rutina diaria, otorgando bienestar y longevidad a todo tu sistema. 

Su creador Joseph Pilates afirmaba que su método desarrolla el cuerpo de forma uniforme, corrige malas posturas, recupera la vitalidad física, fortalece la mente y eleva el espíritu.

Este sistema de entrenamiento físico se rige bajo 6 principios fundamentales, que le dan forma y soporta toda su técnica de movimiento:

  1. Respiración.
  2. Control Central.
  3. Organización de escápulas.
  4. Articulación de la columna.
  5. Precisión.
  6. Fluidez.

En una serie de publicaciones consecutivas iremos analizando cada principio detenidamente y de esta manera iremos aprendiendo juntos sobre nuestro cuerpo. Con el tiempo lograremos ser conscientes de lo importante que es mantener una buena postura, con una columna despierta y un cuerpo funcional.

El tío “Joe” como se le llama cariñosamente por su legado, diseñó distintas máquinas para desarrollar su método, tales como el Cadillac, el Barril y el Reformer. También existe el trabajo de piso, el más accesible pero no el más fácil, ya que serás tú mismo quién deberá crear esa resistencia y asistencia, con tu cuerpo y la gravedad. Cualquiera que elijas deberás invertir tiempo y energía para aprenderlo.

El método Pilates puede ser practicado por cualquier persona. Actualmente es utilizado desde terapias de rehabilitación, hasta deportistas profesionales. Se manejan distintos niveles; el principiante, el intermedio y el avanzado. Si eres nuevo en esta disciplina te recomendamos que comiences por el principiante y construyas una buena base para pasar al siguiente nivel.

Esta serie de ejercicios reforzarán y complementarán tus actividades diarias, ayudándote a mantener una mejor conexión con tu cuerpo, sintiéndote mejor, más erguido, mas activo, mas joven.

 

Dora L. Mutti