Pristowscheg

Cada artista tiene su método, influencias y estilo. Pristowscheg es un artista que ha desarrollado el dibujo digital hasta convertirlo en arte que trastoca los sentidos. Un artista Puraguapura que se ha ido desarrollando con el tiempo y ha logrado consolidar una carrera exitosa entre la que destaca una exposición y un libro que pueden disfrutar hasta el domingo 14 de Octubre en los espacios del Centro de arte Los Galpones.


El artista

Pristowscheg es el nombre artístico de Giuseppe R. Lupo, artista y fotógrafo, que para sorpresa de muchos, es también ingeniero electrónico egresado de la Universidad de Padua en Italia. “Mi papá italiano y mi madre es austrohúngara. En mis obras uso el nombre de mi madre aunque nací en Roma y me crié en Padua”.

Radicado en Venezuela desde el año 1970, Pristowscheg estuvo dedicado a la industria metalmecánica por un buen tiempo. “Yo trabajaba en Italia en una empresa y nos preguntaron si estábamos dispuestos a venir a Venezuela a desarrollar dos proyectos, uno en Caracas y uno en los Andes. Estaba encargado de coordinar las actividades locales. Vine sólo por dos años y aquí estoy. Uno se encariña y acumula experiencias“.

Pristowscheg

La pasión de Pristowscheg por el arte comenzó desde muy temprano. “Empecé como fotógrafo amateur. Mi primera fotografía la recuerdo perfectamente, una bomba de gasolina de Barinitas. A comienzo de los 90, ya estaba explorando el recurso digital, después empecé a usar un programa gráfico un poco distinto y empecé a crear, catalogar y darle forma a mis obras que con el tiempo se fueron transformando en colecciones”.

Las obras de Pristowscheg son 100% digitales. Son dibujos abstractos computarizados. “La obra de cualquier artista se influencia en lo que ve y en su experiencia. Una fotografía o una pintura es la representación muy buena de algo que existe, yo intento mostrar algo que no exista o que no se haya visto aún”.  

 

_MG_7718.jpg

Un mundo de sensaciones abstractas

Usando el mouse del computador como pincel y el monitor como lienzo, desarrolló su inusual y muy personal forma de abstracción. Pristowscheg se confiesa amante del vanguardismo ruso y conversa con especial detalle sobre sus obras, casi como un padre orgulloso que con una detallista e imaginativa curiosidad, descubre un mundo de figuras y colores, repleto de siluetas ocultas detrás de las imágenes fotográficas, materia prima de sus pinturas digitales.

Pristowscheg

“Cuando ves alguna obra abstracta no se debe buscar encajar formas que conoces a lo que ves. La idea es disfrutar y sentir. Los nombres en la mayoría de las obras no indican que es lo que deberías ver. Deformar y volver a formar la realidad, el color, ese es mi trabajo”.

Encontrar los espacios indicados para exponer una obra siempre es una tarea titánica para cualquier artista. “Obeso ha sido toda la vida mi marquetería. Cuando llevé mis primeros trabajos me dijeron que regresara en un par de años y lo hice. Logramos montar la primera exposición el 16 de noviembre de 2013”.

Pristowscheg

En el 2014, Pristowshag hizo su primer libro como una manera de preservar su arte de manera física. “Saqué unas 70 copias y aún conservo algunas, pero siempre pensé que se podía hacer algo mejor. En el 2013 fui al taller de Laura Morales con quien ya trabajaba y le conté mi idea sobre el libro, lo demás es historia, logramos este libro increíble llamado: Perspectivas cromáticas. Son 200 copias, pero aún tiene algo artesanal”.

Una de las personas importantes que trabajó en este libro es Elisabetta Balasso la autora de los textos que acompañan cada imagen. “Elisabetta hizo muy buen trabajo interpretando las obras que no porque estén en digital, son una exhibición tecnológica. Lo que yo aspiro es explorar otra forma de pintar, la computadora es otro recurso, no sólo es el pincel. Para mi lo importante no es como uno llega a la imagen, sino la imagen en sí”.

Pristowsheg

Detrás del libro

Laura Morales Balza es otro de los personajes claves de este último libro de Pristowcheg. Esta sensible e impecable diseñadora gráfica editorial y fotógrafo se dedica al diseño de publicaciones y reproducciones para fotógrafos y artistas plásticos. “Trabajo con el Sr. Pristowscheg desde el año 2013. Por algún tiempo, solo en la reproducción de sus obras. Más adelante en el diseño de su publicación, Perspectivas cromáticas. He intentado acompañar su trabajo a lo largo de estos años. Su disciplina me inspira. Es un artista dedicado, ordenado, sensible. Un ser humano con profunda consciencia de sus procesos y relación con el mundo. Su sensibilidad y sabiduría están siempre visibles. Me siento honrada de poder ver de cerca el gesto de su obra”.

_MG_7363.jpg


En palabras de nuestra querida Laura, Perspectivas cromáticas es un libro y también catálogo, que reúne la obra de Pristowscheg de manera seriada, presentada en una primera sección con criterio de edición, favoreciendo el diálogo entre las obras y el recorrido semántico y visual. “El libro reúne casi siete años de trabajo artístico, su investigación geométrica y su preocupación por el color”.

En el Centro de Arte Los Galpones, los caraqueños podrán disfrutar un exquisito montaje del trabajo de este artista recopilado en este maravilloso libro que es un deleite para las sensaciones. Piezas de las colecciones como: La Ruggine, The Blue Suite, Las Teorías, Terro y muchas otras, están disponibles al público general.

Pristowscheg


“También me encanta la fotografía y estoy trabajando en un nuevo libro con Laura”, nos cuenta Pristowscheg, lo que nos deja claro que no será la última vez que disfrutaremos de estos maravillosos artistas.

¡Felicidades, hermoso trabajo!

 

Pristowscheg

¡Síguelos tú también!

@pristowscheg

@auraldelmoral

@lauramoralesbalza